La tragedia del Mad Decent Boat Party: Show must go on

La famosa fiesta en un barco llevada a cabo por el sello Mad Decent, “Mad Decent Boat Party” cuyo fundador es el reconocido DJ y productor, Diplo, se celebra desde 2014 con grandes actuaciones como las de Skrillex, Major Lazer, TJR, Flosstradamus, Jack Ü, Dillon Francis y Jauz entre otros. Este año la celebración de este evento estaba prevista para los días del 11 al 15 de noviembre, zarpando desde Miami hasta Cozumel (México), se ha visto truncada por la fatal noticia de la muerte de una chica estadounidense de 24 años.

El segundo día de crucero, sobre las 7 de la tarde del jueves 12 de noviembre, la chica identificada como Kaylyn Rose Sommer Davis, joven madre, procedente de Charleston, sur de California, salta por la borda del barco Norwegian Pearl cayendo de una altura de 25 metros al mar mientras este, navegaba por el Canal de Yucatán. Inmediatamente las autoridades del barco activaron un plan de rescate y alertaron a los guardacostas estadounidenses así como a las autoridades cubanas.

La compañía Norwegian Cruise Line emitió un comunicado en el que decía:

“Vieron a una pasajera saltar intencionalmente por la borda mientras el barco navegaba por el Canal de Yucatán”

“De inmediato, la tripulación inició la búsqueda de la mujer siguiendo el protocolo de rescate, que incluye el despliegue de botes y notificar a la Guarda Costera de los Estados Unidos y las autoridades pertinentes.”

Así como el propio sello, Mad Decent:

“Durante la navegación del Norwegian Pearl, un huésped de sexo femenino ha sido vista lanzarse intencionalmente al agua mientras estábamos cruzando el Canal de Yucatán. La tripulación ha activado de inmediato las medidas de emergencias utilizando tres embarcaciones de rescate y notificando a la guardia costera lo sucedido. Seguimos buscando a la mujer desaparecida y en todo momento estamos ofreciendo soporte y ayuda a los familiares”.

En la búsqueda se coordinaban los nombrados anteriormente junto con el avión HC-130 así como el comando aéreo Station Miami hasta que el sábado, 16 de noviembre, se cancelaron las labores de búsqueda después de peinar 3569 km cuadrados. Tras esto, se emitió otro comunicado oficial, en este caso del Oficial del 7º Distrito de la Guardia Costera:

“Enviamos nuestras más sentidas condolencias y plegarias a todos los afectados por esta terrible tragedia. Todos somos hijos e hijas, y muchos en nuestro personal de emergencia son padres, por eso suspender los esfuerzos de búsqueda es una decisión dolorosa, especialmente cuando la involucrada es una joven madre”

Ahora, la investigación ha pasado a manos de agentes del FBI según informa sun-sentinel.com. Tras la desgracia de la muerte de la tripulante, que disfrutaba de su segunda edición en este evento y que como publica we.com, se casó ahí el año anterior, se cancelan los conciertos y ponen rumbo de vuelta a Miami.

Según indica Molly Hankins, que iba a bordo del barco, desde thump.vice.com, tras el suceso, se iba informando a los pasajeros, pero sin novedades. Destaca la unidad que había entre los artistas del sello así como entre estos y la tripulación, los esfuerzos puestos en unos conciertos, ahora simbólicos, que habían devuelto el sentimiento PLUR al ambiente, en los que emblemas como “Liberate” y “Paz es la misión” tomaron un peculiar significado en esos momentos así como la iniciativa de gestionar los reembolsos de las entradas mediante la campaña GoFoundMe para crear un fondo conmemorativo para Kaylyn.

Este suceso no es nuevo, ya que el año pasado murieron dos personas por sobredosis y a pesar de la tolerancia cero que siempre se pretende imponer y de las medidas para instigar a los pasajeros a pedir ayuda cuando la necesiten no consiguen evitar una serie de conductas que bien pueden acabar con fatídicas consecuencias. Esperemos que la organización debido a tales sucesos tome las medidas oportunas.

 

Autor entrada: Redacción