Delirium Festival solo es la punta del iceberg

Este fin de semana será recordado para muchos, ni más ni menos que Medusa Sunbeach y Dreambeach competían por ver quien acogía más público y quién conseguía traer a los mejores artistas del panorama, hace unos meses nació Delirium, un proyecto que desde el principio nos sorprendió gratamente, consiguiendo firmar grandes nombres, en una zona, un poco más alejada para lo que estamos acostumbrados, pero con una idea de proyecto bastante buena. 

Ayer, momentos previos de empezar dicho festival, la organización anunciaba que 3 de sus principales headliners no actuarían en el festival (Steve Angello, DJ Snake y Richie Hawtin) alegando que no podrían garantizar la seguridad por la pirotecnia de sus actuaciones. Al rato, el DJ francés dejaba en la publicación de estos un comentario que nos dejaba con bastantes dudas “Lies…” decía. Para unos minutos después, gracias a nuestros compañeros de EDM Spain, se pudo desvelar la verdad, no habían pagado a los artistas.

Esto no es nada nuevo en la escena, en casi todos los festivales hay alguna baja de última hora, y sin ir más lejos, en los mencionados anteriormente, Rezz. Pero lo de Delirium es vergonzoso. Una organización nefasta, y como siempre, todos los amantes de la música sin explicaciones. Somos todos nosotros los que perdemos.

Ya nos resultó extrañó cuando hace unos meses estábamos en contacto con el gabinete de prensa del festival, hasta que un día, la corresponsal que nos atendía nos dijo que habían dejado de trabajar con ellos, sin duda, algo extraño.

Pero no solo Delirium ha hecho este tipo de cosas, el año pasado 4Every1 cambió de fecha de golpe y porrazo alegando problemas con las votaciones del país, todo mentira, ya que el A Summer Story se celebró en la misma fecha, además, al cambio de fecha se le sumo un cambio de cartel radical, notándose que el presupuesto del primer cartel era superior a lo que tenían de ante mano. Utopía más de lo mismo, prometía por su localización en el mismo centro de Madrid, con un cartel con nombres como Alesso, Diplo o David Guetta, pero nada más lejos de la realidad, no se volvió a celebrar.

España es el cuento de nunca acabar, hay demasiados festivales que quieren tener más de lo que pueden y eso afecta directamente al público, que pagamos por cosas que luego no tenemos. Así va la electrónica en este país, así nadie nos toma en serio. Es una auténtica pena.

Autor entrada: Joseluka

20. Sin la música, la vida sería un error.