Analizamos el Top 100 DJ Mag 2017

El Top 100 de DJ Mag es un ritual para todos los DJ cada año, todos –o casi todos– quieren estar dentro, ya sea por ganar fama, subir su caché, o para ganar simplemente el respeto de otros artistas. Pero cada año se demuestra que desgraciadamente, este premio, que debería ser un reconocimiento al artista por su buen año, se ha convertido en algo que solamente sirve para que agencias, djs, y la revista en si, no paren de general dinero. No se valora ni el producto musical, ni la calidad técnica en un set, solamente si el DJ es más guapo, está con una promotora más grande o simplemente, paga una cantidad enorme de dinero para publicar su cartel pidiendo votos, casos como Quintino, Ummet Ozcan o los propios Dimitri Vegas & Like Mike, que curiosamente tienen un bot activado para que cada vez que sigas a uno de ellos en Twitter, te manden un mensaje pidiendo tu voto para DJ Mag.

Dejando este tema aparte, pasamos a analizar lo más polémico del top, empezamos desde las últimas posiciones donde nos vienen las primeras sorpresas.

En el puesto 98 nos encontramos a DJ L, dj asíatico que sinceramente, pocos sabíamos de su existencia, pero cada vez es más habitual que djs de estos continentes entren en las listas, la música electrónica está empandiendose allí como la espuma, y si no lo vota su gente, nadie lo hará. Seguidamente de el, en el 97 nos encontramos a Paul Kalkbrenner, el alemán entra de nuevo en esta lista, tras su gran año, aunque nos lo esperábamos en mejor posición. Empieza el “salseo” puesto 96 para Porter Robinson, el estadounidense que se cuajó un año espectacular, con tour con Madeon, haciendo en prácticamente todos un sold out, lo vemos que ha bajado 6 posiciones, buscamos lógica y no la encontramos. En el puesto 95 tenemos a uno de los mejores representantes del Future Bass, Tchami, posición injustísima para el DJ francés, que ni de lejos se merece esa posición.

Alison Wonderland está en la posición 89, merecida tras su gran año, aunque seguimos esperando su álbum debut, merecido que la australiana entre en el ranking. Puesto 86 para Dillon Francis, que baja ni más ni menos que 22 puestos, injusto cuanto menos, este año ha hecho grandes hits, colaboraciones con uno de los titanes del rap americano como G-Eazy, y estando por Europa en varias ocasiones. Uno de los puestos que personalmente más me duele ver, puesto 82 para Steve Angello, cuando una revista se marca más por la cara bonita y el dinero, y no tiene en cuenta la calidad músical, pasa lo que pasa, no tiene lógica alguna que Steve Angello tenga esa posición, y menos después de este año, donde está apunto de terminar de sacar su nuevo álbum, que es una obra de arte. 

Posición 73 para el joven Jauz, que poco a poco se va a haciendo hueco en el top subiendo 10 puestos, seguidamente, tenemos a Vini Vici, que después de ser una de las grandes sorpresas del año, entra por primera vez en la lista, dejándonos un muy buen sabor de boca. El efecto Galantis se ve menguado este año, que recaen a la posición 66, con la bajada de nivel de este año, era de esperar que experimentaran un bajón de nivel popular, seguidamente en el puesto 62 vemos que por muchos años que pasen, el padre Carl Cox sigue presente en la “reconocida” lista, sube 12 puestos este año, el techno está muy presente. Mike Williams se encuentra entre los 60 primeros tras su gran año a nivel de producciones, merecido para el joven holandés, aunque quizá al ser nuevo ha estado en una posición demasiado buena para el aun. Puesto 52, algo que nos duele decirlo pero inexplicable también, el español Danny Avila vuelve a entrar en la lista después de caerse de ella el año pasado, no entendemos por qué, tras un año prácticamente desaparecido, aunque nos alegramos que haya presencia española en la lista.

Posiciones dolorosas cuanto menos las que vienen ahora, Nicky Romero baja hasta el puesto número 50 y el estadounidense Deadmau5 al 49, no sabemos ni que opinar al respecto, injusto hablando musicalmente, quizá a Nicky antes si le importaba más este ranking, pero viendo sus últimas reacciones vemos que se ha posicionado más del lado del ‘ratón‘ no dándole importancia a estos rankings y simplemente yendo a su bola. Ambos tienen una fantástica fanbase y desde luego no necesitan para nada este ranking. 

Puestos 46 y 47 para Tujamo y Tom Swoon, en mi opinión merecidas subidas, buen año musical para ambos, sacando temas muy muy buenos, sobre todo Tom. Puesto 43 polémico para Timmy Trumpet, pero no nos extraña para nada, después de pedir tantísimos votos, y hacer tantas campañas de publicidad, era normal que tuviera un buen puesto. Aunque también un muy buen punto a su favor es que live excepcional, haciendo lo que pocos hacen. Puesto 42 para Nervo, poco que podamos alegar, las chicas australianas siguen creciendo, y eso a pesar de un año más bien desaparecido, donde ni han sacado buena música ni han tenido shows importantes. Alesso baja hasta el puesto 37, más bien normal, año muy pobre del sueco, donde como las Nervo, no ha sacado nada para tener un puesto mejor, notable bajón del sueco. 

Puestos 33 y 34 para Headhunterz y Eric Prydz, el holandés, que acertó completamente con su vuelta al hard ganó varios miles de votos gracias a ello, y chapó, ha vuelto donde realmente era una estrella. Por su parte el sueco, sube 32 posiciones, pero sin ir más lejos, nos sigue pareciendo poco que esté tan lejos de los primeros puestos. 

Entramos en polémica, puesto 32 para los italianos VINAI, qué decir ante esto, una buena campaña de publicidad, han hecho que unos djs más bien mediocres –comparando con los que están por detrás suya– estén en una posición privilegiada, que ni mucho menos merecen. Avicii cae hasta el puesto 27, donde después de un año sin sacar música, ni dar shows, no puede pedir otra cosa.

Puesto 26 para Lost Frequencies, donde opinamos que si era merecido su entrada en la lista, pero ni de lejos que esté entre los 30 “mejores”, seguidamente tenemos a Diplo, donde su año más desaparecido centrado principalmente en Major Lazer ha hecho que caiga dos posiciones. Y en el 24 nos encontramos a Kygo, que sin hacer mucho ruido este año, sigue escalando posiciones en el ranking.

DVBBS suben dos posiciones y se colocan en el 22, otra posición más que cuestionable. Puesto 21 para Axwell Ingrosso, que sorprendentemente bajan 5 posiciones, a pesar de su buenísima fanbase, sus grandes hits este año y sus numerosos shows. Alok se instaura en el puesto 19, donde vemos que el efecto de Latino-américa y sobre todo, su tierra, Brasil han ayudado mucho para que el DJ esté ahí.

Puesto 17 para Alan Walker, que a pesar del polémico vídeo donde no parecía tener ni idea de su mejor producción, sube 38 puestos en la lista. Skrillex nos lo encontramos en el puesto 16, para mí, merecida la bajada después de un año bastante desaparecido, tanto como shows como musicalmente. Seguido a el tenemos a Calvin Harris, que a pesar de haber sacado su mejor álbum este año, pierde un puesto, al igual que W&W que se instauran en la posición número 14.

Bajada también para Oliver Heldens que recae al puesto 13, seguidamente a el Khsmr, que se queda como el año pasado, y a punto de entrar en el podio, tenemos a Don Diablo, que su excelente año, con sus enormes producciones y shows, lo han hecho posicionarse en el número 11.

Marshmello, en el número 10, abre la lata del top10, opiniones divididas tenemos, por una parte vemos lógico que entre, gran numero de música, un dj peculiar, y por donde va es querido, vemos normal su posición, por otra, no nos parece del todo justa, demasiado generosos con el. Puestos 8 y 9 para Afrojack y Steve Aoki, que se resisten a salir del top10, con un año bastante mediocre del primero que no ha hecho absolutamente nada, y aun así ha mejorado dos posiciones, por su parte, Aoki, con un año bastante bueno, con buenas producciones y sobre todo variadas en género, baja dos posiciones. 

David Guetta es otro de los que se resisten a salir, pero cada año baja más posiciones, puesto número 7 para el francés, llegamos a una de las sorpresas, puesto número 6 para The Chainsmokers, que sinceramente y aunque no nos guste, no nos extraña para nada, nuevo álbum, numerosas giras, y hits que han dado la vuelta al mundo, esto hace que hayan ganado un increíble público y así votos.

Top 5 para Tiesto, que se sigue manteniendo como otros años, Hardwell sale del podio para quedarse en el número 4, que se lo cambia a Armin Van Buuren, que sube un año más, 12 años lleva el holandés dentro del top10 de la revista, increíble. En segunda posición, un año más, Dimitri Vegas & Like Mike, nos renunciamos a decir que son los segundos mejores djs del mundo, ni lo creemos ni lo pensamos creer.

Y un año más, el joven Martin Garrix queda en primera posición de la revista. Diríamos que de los que tenían opciones de ganarlo, el que más se lo merecía.

Un año más, DJMag sigue riéndose del público, y sobre todo de la música, gente como Laidback Luke, Malaa, Slushii, Borgore, Zomboy, Kryder, Third Party y un largo etcétera, ni han aparecido por ahí, lamentable, un año más. 

Autor entrada: Joseluka

20. Sin la música, la vida sería un error.