Moda y EDM, ¿la unión perfecta?

Enfrentados moda y edmEl binomio formado por música electrónica y moda está en alza. Desde que el productor sueco Aron Chupa se encargarse de poner banda sonora a la última campaña de El Corte Inglés, varios de los productores más reconocidos del panorama EDM se han animado a seguir sus pasos. El primero de ellos fue Alesso, quien presentó su último tema “If it wasn’t for you” a principios del pasado mes de abril. El tema forma parte del nuevo spot de las fragancias 212 VIP, pertenecientes a la marca.

Axwell e Ingrosso también se han animado a aliarse con otro gigante textil: H&M. En una unión de nacionalidad, el dúo ha sido el encargado de poner banda sonora al nuevo spot de temporada primavera-verano de la marca, y han aprovechado para presentar su nuevo tema, ‘Sun is shining’.

Así, dos mundos totalmente distintos parecen estar acercándose cada vez más. Pero, ¿es una buena decisión aprovechar este tipo de campañas de grandes marcas para promocionar nuevos temas? Desde Mainstage Magazine os ofrecemos dos posturas bastante distintas respecto al tema…

¡En la esquina derecha tenemos a nuestra blogger de moda y amante de los festivales y la música electrónica… Andrea Iría Rodríguez!

Y en la esquina izquierda toda una profesional e inagotable seguidora del género… María José Navarro!

Andrea – Desde mi punto de vista, la moda y la música a pesar de ser dos mundos diferentes siempre han estado ligados de alguna manera, y la música electrónica no podía ser menos. Lo primero es que no creo que uno se beneficie más que otro, sino que ambos aprovechan el gran potencial y la actividad económica que generan para poder conseguir llegar aún más lejos.

María José- Comparto contigo el que no sólo salen beneficiadas las empresas, pero no creo que estas alianzas produzcan el mismo beneficio a ambas parte. Ya no solo centrándonos en el beneficio económico, sino yendo más allá.  Es obvio que un tema, gracias a la difusión masiva que se haga del spot, va a tener mayor repercusión y alcanzará más éxito gracias a la marca. Pero lejos de que alcance mayor o menor éxito gracias a ese spot, no me gusta que se vinculen grandes producciones realizadas por artistas de enorme calidad simplemente con el nombre de una marca, ya sea de ropa o de bebidas energéticas (como es el caso del último tema de Martin Garrix con Tiësto). Con esto quiero decir que como seguidora de este estilo que soy, no me gustaría que un tema como ‘Sun is Shining’ de Axwell e Ingrosso fuera recordado dentro de unos meses (o años) como “esa canción que salía en el anuncio de H&M”. Sinceramente, aunque dé la impresión de que últimamente muchos productores no piensan así, preferiría un menor éxito del track y que simplemente fuera recordado como “ese tema de Axwell e Ingrosso”.

 Andrea- En la moda, la música ha sido uno de los factores importantes tanto en pasarelas, como en videos promocionales o en estrategia para hacer llegar al cliente de una manera mucho más clara lo que se quiere transmitir. Es cierto que este ámbito ha estado vinculado tradicionalmente a un tipo de música en concreto, pero también hemos podido ver cómo en los últimos años se han incorporado a las pasarelas artistas internacionales como Taylor Swift o Ariana Grande, por ejemplo, en los desfiles de Victoria’s Secret. También en cuanto a EDM, el dúo francés Daft Punk fueron uno de los primeros embajadores de la marca GAP, así como A-Track junto con los raperos RUN-DMC realizó un spot de Adidas. También destaca una de las propuestas más innovadoras que realizó Armani Exchange y terminó convirtiéndose en una de las mayores impulsoras de la música electrónica en la moda: creó shows en las propias tiendas de dj’s con actuaciones de Tiesto, Nervo, Armin Van Buuren, etc. Para mi como seguidora tanto de la moda como de la música electrónica me parece asombroso que realicen este tipo de propuestas y por supuesto, la unión de ambas.

María José- Tienes razón en que en los spots publicitarios el acompañamiento que realiza la música juega un papel primordial para que el spot tenga éxito, así como la campaña. Pero, al igual que en todo, hay aciertos y fallos. Por ejemplo, desde mi punto de vista a una marca tan clásica como es El Corte Inglés no le pega utilizar una canción como ‘I’m an albatraoz” de Aron Chupa para su spot básicamente porque considero que no va acorde con el público objetivo que le ha llevado a obtener tanto éxito a lo largo de toda su historia. Otra tema es que la marca quiera modernizarse…

Andrea- Con respecto al tema de la modernización, creo que no son solo los artistas del pop o las marcas los que buscan modernizarse. En cierto modo, los dj’s también buscan abrirse a nuevas posibilidades . Mucho de ellos se han prestado, de hecho, a ser imágenes de grandes marcas. Por ejemplo, Tiesto se dejó seducir por los fundadores de Guess creando su propia línea de ropa, Calvin Harris con su firma para Emporio Armani o Diplo nombrado embajador de la marca de zapatos K-SWISS. Entonces, ¿por qué la música electrónica no debe ser vinculada con este mundo?

María José- Pues ya que planteas esa pregunta, uno de los principales motivos por los que estoy en contra de estas alianzas es precisamente porque no me gustaría que se acabara comparando a los principales dj’s del panorama con estrellas del pop como Taylor Swift quienes, con todos mis respetos, han empezado a establecer vínculos con los dj’s y productores en los últimos años con un único fin: ‘modernizarse’. Estos artistas son conscientes de que la electrónica está en alza y mueve masas y ¿cuál ha sido su estrategia? Meter un ‘ft. Calvin Harris’ en el título de una canción o colaborar con cualquier otro dj que tenga éxito, pensando solamente en asegurarse un puesto en las listas de ventas a pesar de que el productor haya aportado el drop más simple de toda su carrera a dicha canción. Pero eso da igual, porque aunque el dj haya hecho una mínimo aporte a la canción,  está de moda y con eso basta. Creo firmemente que este tipo de estrategias por parte de los productores de electrónica está llevando a que se acabe dando esa situación.

Andrea- Pero es que dada la demanda y la importancia que han cobrado grandes dj’s y festivales internacionales en esta última década, era de esperar que llegara el momento en que el EDM tuviera su hueco en la moda.

En mi opinión, los grandes diseñadores y marcas poco a poco van descatalogando a la música electrónica y atribuyéndole un primer plano en muchas de las ideas que llevan a cabo. A la vez que las discográficas son conscientes de  que tanto los jóvenes como adultos o incluso las modernas “seniors” denominadas como las nuevas it girls, mujeres de una edad superior a los 60 años, están de acuerdo y a favor de incorporar este tipo de música a sus promociones.

Por otro lado, festivales como Coachella cuentan con cantidad de personajes reconocidos mundialmente, modelos, djs, actores… Y por supuesto, es uno de los acontecimientos de moda más importantes. Todas las revistas y páginas protagonistas de estilo están pendientes durante todo el año al evento para poder comentar y argumentar las diferentes tendencias que se aprecian durante el festival californiano. David Guetta entre otros dj’s han estado presentes este año y podemos decir que le pese a quién le pese, la música electrónica se ha postulado como el último fenómeno musical de masas que ha llegado hasta convertirse en parte indispensable de eventos de este tipo.

María José-  Es innegable el boom que está teniendo el género, es cierto, Pero también creo que es evidente que ya tenemos bastante con que algunos de los seguidores de este estilo cataloguen cada vez más las nuevas producciones de muchos dj’s como ‘música comercial’. Pero es que con este tipo de alianzas, aunque no nos guste, tendremos que terminar por darles la razón a los sectores más críticos del EDM, aquellos que afirman que muchos productores “se han vendido” o que “el EDM es la nueva música pop”. Todos somos conscientes del gran éxito que está teniendo en los últimos años este estilo, pero al menos yo no quiero que se acabe convirtiendo en el nuevo movimiento pop, ese en el que escuchas por moda durante tres semanas una canción que acabas olvidando en cuanto se pone otra aún más de moda. Creo que este género merece más que eso, algo menos pasajero y con más duración en el tiempo, y desde luego no pienso que ésta sea la forma de conseguirlo.

 Dos puntos de vista diferentes que han dado como resultado estos argumentos.

¿Y tú dónde te posicionas? Espero que os haya divertido tanto como a nosotras hacerlo.

¡Nos vemos en el próximo ENFRENTADOS!  #ChicasMainstage

Autor entrada: Redacción