Ghost Producers, ¿realidad?

Ghost ProducersHoy volvemos con un nuevo enfrentados que va a dar mucho que hablar, aseguramos que este puede ser uno de los más llamativos, actuales y polémicos.

Nos vamos a aventurar nada más y nada menos con el mundo de los Ghost Producer.

Es un tema que tratamos con relativa frecuencia en las charlas internas de Mainstage Magazine y a raíz de las declaraciones de Mat Zo de hace algo menos de un mes decidimos que este sería el objetivo de nuestra siguiente publicación.

“La música electrónica solía ser un grupo de nerds o gente rara y he invertido mucho para que esto siga siendo así. La gente cool vino con su dinero y sus ghost producers y nosotros los nerds tuvimos que empezar a competir con ellos” o “No todos los DJs con ghost producers son fraudes. Diplo es un buen ejemplo. Construyó su carrera siendo diferente y pinchando lo que él quiere” son algunas de las bombas que lanzó Matan.

Pero claro, antes de nada hay que saber que es un Ghost Producer, así que os dejamos una pequeña definición: En pocas palabras y una explicación simple, son productores contratados por casas disqueras o los mismos productores, para realizar un extracto importante de un track o realizar un track por completo.

Es verdad que a nadie sorprende que la escena del EDM no deja de ser un negocio con una base fijada en torno al dinero, hecho que dificulta en ocasiones el diferenciar lo que es creatividad pura y dura de creatividad preestablecida. En este mundillo, como prácticamente en todos los aspectos de la vida, cualquier tipo de comentario fuera de lo socialmente aceptado suele levantar ampollas y resulta muy difícil posicionarse o tan siquiera opinar sobre algo tan “misterioso” como son los Ghost Producer .

Una de los hechos más llamativos del Ghost Producing es que, según declaraciones de grandes DJs y de gente relacionada con el sector, no está mal visto entre los DJs de primer nivel. ¿A qué se debe esto? ¿Usan todos los DJs de primera línea Ghost Producers? ¿Por qué un tema tan controvertido entre los fans de la música electrónica no lo es entre los mismos artistas? Intentaremos desglosar todo esto en el siguiente ENFRENTADOS.

JF – Recientemente hemos visto declaraciones de Deorro negándose a tener un ritmo frenético de actuaciones por todo el mundo para dedicarse a producir y a su familia. También hemos visto a Steve Angello criticar duramente a los DJs que sacan temas a un ritmo exagerado o al controvertido Deadmau5 criticando a artistas que abusan del Ghots Producing.

Posiblemente el tema del Ghost Producing sea de los más polémicos pero, si lo extraemos del mundo EDM y lo comparamos con cantantes a los que le escriben las letras de sus canciones, nos encontramos con un hecho que no se critica y al que todos estamos acostumbrados.

Si entre la opinión pública no se ve mal que cantantes interpreten letras de otros compositores… ¿por qué vemos mal que DJs publiquen temas que no han sido producidos por ellos?

Una de las respuestas a este hecho las encontramos posiblemente en los orígenes de la música electrónica. Cuando este estilo musical surgió, un productor necesitaba un tiempo bastante considerable para terminar una producción y, debido a la tecnología existente, esa producción era muy valiosa y apreciada tanto por el propio productor como por todos los seguidores del estilo musical emergente.

En la actualidad, debido a la comercialización de la música electrónica, al avance tecnológico y el crecimiento exponencial que ha tenido en los últimos años, el ritmo de producción de temas ha aumentado considerablemente. Hoy día una gran producción no está sonando más de 3-6 meses. Pronto ese tema se queda desfasado por el comercio y otros temas entran en las sesiones de todos los DJs del mundo. El ritmo comercial que imponen las discográficas hace que se produzca mucho más, que los DJs se vean desbordados y que exista saturación en el mercado. En todo este contexto, ‘sobrevive’ el más fuerte; el DJ capaz de producir a un ritmo frenético, un track detrás de otro. ¿Dónde queda entonces la variedad, la producción de sonidos diferentes y la inspiración para crear temas?

Posiblemente sea la industria discográfica la que busque DJs que no les importe el uso de Ghost Producers, necesarios para continuar con el ritmo frenético de producciones y de lanzamiento de temas cada semana.

No nos hemos olvidado de las grandes leyendas del género, de esas personas que llevan produciendo temas desde los orígenes de la electrónica moderna. ¿Usan Ghost Producers? La respuesta es afirmativa en una gran mayoría de los casos. Cualquier DJ-productor que a día de hoy se encuentre activo, pinchando por los mayores festivales del mundo y con giras mundiales, viajando de un lugar a otro del planeta, se ve en la obligación de usar Ghost Producers. Posiblemente si no hiciese esto, estaría pinchando sus temas de la última vez que tuvo tiempo para sentarse en su estudio a producir. Posiblemente, más tiempo del que nos pensamos…

Hasta el momento hemos hablado de DJs de primer nivel, pero ahora nos gustaría centrarnos en el número 1 del mundo. Sabemos que el hecho de que exista un número 1 es algo muy abstracto y sujeto también a intereses económicos y comerciales. Actualmente el ranking lo lleva a cabo la revista DJ Mag, cuyas votaciones comenzaron ayer, por medio de votaciones del público que tienen que escoger sus 5 mejores DJs. Este ranking ha tomado gran importancia en los últimos años y hace que el caché de muchos artistas se sustente en el puesto que ocupan en el ranking de esta revista. Ante esto nos vemos en la obligación de preguntarnos… ¿un DJ que ocupe el número 1 del mundo debería usar Ghost Producers?

DM – De acuerdo Jose, para que mentir, estoy de acuerdo en todo lo que has dicho, es un tema muy variopinto y tabú sobre el que se me hace muy difícil posicionarme porque le veo tanto ventajas como desventajas. Ahondando un poco existen listas no oficiales por internet de los grandes Djs y sus Ghost Producers. La última que pude ver por poner algún ejemplo:

Niles Hollowell-Dhar(KSHMR)- Borgeus, DVBBS, Carnage.

Dennis Waakop Reijers – Tiësto.

Joachin Garraud – David Guetta.

Alessandro Benassi – Benny Benassi.

Maarten Worwek – Dimitri Vegas & Like Mike, DVBBS, Danny Avila, Quintino,

Fabian Lenssen – R3hab, Zrog, Nervo.

Benno de Goeji – Armin Van Buuren.

Y seguro que esto no es más que una pequeña muestra, que habrá miles de listas como esta en la que las enumeraciones no acaben con un “y” sino con una simple “,” porque seguro que ni está verificado que sea así ni que tan siquiera sea una lista cerrada.

¿Dónde reside, entonces, la problemática de este tema?

Por un lado creo que es un problema de aceptación general. haciendo referencia a DjMag y al ritmo tan frenético que llevan muchos de los Djs que recorren miles de km en 24 horas para poder cerrar sus espectáculos. Y ojo, hablamos de Djs, cuya función sobre el papel es la de remezclar canciones para una masa dispuesta a bailar sin parar. Pero, en mi opinión, “lucirse” no es la labor del productor, aunque claro si sólo das tu nombre a una canción desde un estudio o con un poco de suerte a través de una discográfica no obtienes ese reconocimiento que obtiene el Dj que va de club en club o de festival en festival mostrando esas canciones que después todo el mundo recordará no por su autor sino por el Dj de turno que la puso en tal o cual festival.

De aquí nace el problema de que estos mismos Djs seguramente vean y sientan (si son honestos) que ese éxito no es suyo por completo. Hay una parte que depende de la canción tal que hizo saltar a la vez a 100.000 personas y quizá de esta pescadilla que se muerde la cola surgió la faceta de Dj y Productor que seguro que también y en gran parte viene incentivado por el papel de las discográficas. Es cierto que algunos podréis decir que muchos de los sellos que existen actualmente dedicados a la electrónica pertenecen a los propios Djs y entonces la presión no es la misma, pero ese es un tema para tratar con más detenimiento.

¿Dónde quiero llegar? Precisamente aquí, eres Un Dj, conocido mundialmente tanto por tus temas propios como por tus remezclas de otros compañeros. Has probado esa vida frenética que te lleva a recorrer el globo en 24 horas y claro, te debes a tus fans. Como Dj no quieres dejar de llenar recintos, pero tampoco puedes dejar de hacer tus propios temas porque en esta sociedad en la que lo que ocurrió ayer ya no tiene importancia y en este negocio no puedes parar ni un solo dia.

Respecto al tema DjMag no voy a entrar a valorar nada, por hacer una comparación bastante simple, el balón de oro es un premio otorgado por los lectores de la revista France Football. Sí, otro premio entregado por la gente de a pie, así que entrar en polémica sobre los votos de millones de personas no lo veo productivo. Sólo digo que no me parece justo el caché que se le da al número 1 de algo tan subjetivo.

Volviendo a este asunto, personalmente no veo mal que un Top 10 de Dj Mag, donde se supone que están los mejores del año, usen a Ghost Producers. Sí es quizá un poco injusto porque supone apropiarse un éxito que no les corresponde totalmente. En cambio, seguro que si estos 10 artistas no trajeran temas nuevos cada 2-3 meses muchos de nosotros nos quejaríamos de su escasa actividad y poca dedicación a la producción. Pongo dos ejemplos para defender el uso de los Ghost: tanto Avicii como Hardwell tuvieron que parar sus giras por problemas de salud. En el caso del sueco fue algo más que cansancio acumulado, pero con Hardwell fue un bloqueo total por agotamiento. En ese momento aparecen los Ghost que se encargan de que todo fluya igual hasta la vuelta a la normalidad. Pero claro, en este caso se trata más bien de una sustitución por baja médica.

Lo dije al principio del artículo y vuelvo a repetir, no se trata de posicionarse en un lado de la balanza, por un lado sin la existencia de estos misteriosos personajes no podríamos disfrutar de todos los artistas que nos gustan en los streaming de los festivales o en directo simplemente por falta de tiempo físico. Pero claro, si no pudiésemos verlos por estar dedicados a la produccion también habría críticas y resulta muy difícil tener contento al 100% del sector.

¿Cuál es la clave entonces? Aceptar su existencia y reconocer que su papel en ciertos aspectos es fundamental para sostener el sistema que hemos construido.

Autor entrada: Redacción