Marenostrum, cancelado a menos de 24 horas de su inicio

A tan sólo 24 horas de que el festival Marenostrum abriese sus puertas al público en la localidad valencia de Alboraia, la cancelación del mismo ha marcado la actualidad festivalera del día.

El festival, que tenía previsto comenzar este viernes, ha anunciado a través de un comunicado en sus redes sociales que finalmente el evento no se podría celebrar debido a que el ayuntamiento de la localidad valenciana ha denegado la licencia de actividad que había concedido en un primer momento. La negativa, según publicaba Europa Press tan sólo hace unas horas, podría deberse a que las máquinas usadas para adecuar el entorno del festival “han destrozado una duna” de la partida del Miracle, segñun afirma la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador. Desde el Consell aseguran de esta forma que la cancelación se debe a la Ley de Costas vigente. 

La organización expone que «después de un año muy duro de trabajo, nos vemos solos, sin amparo de nadie», y recuerda que «hemos invertido una cantidad muy grande de dinero en la partida del Miracle intentando regenerar una zona llena de basura y con mucho potencial que desde un inicio el Ayuntamiento de Alboraya nos recomendó, ya que era una zona degradada y un vertedero municipal». «Hemos hecho todo lo que ha estado en nuestra mano cumpliendo todas las legalidades vigentes y a una semana del evento con todo el montaje hecho, limpieza del recinto, cubiertos los artistas de la tercera edición, el montaje de escenarios, técnicos y profesionales competentes de cada una de sus especialidades y personal contratado para el desarrollo de estas instalaciones nos vemos con una notificación de no actividad y que con el corazón destrozado no podamos abrir puertas acatando las órdenes y continuando con la filosofía de hacer todas las cosas de forma lícita», lamenta el comunicado.

Marenostrum contaba, según informan en el comunicado con «ocho autorizaciones positivas de las diferentes administraciones públicas» antes de la negativa definitiva la cual recibieron a través de un informe negativo que el servicio de costas de la Conselleria envió «a cinco días de la apertura del festival, teniendo presentada toda la documentación en enero de 2016». El ayuntamiento de Alboraia, por su parte, también intentó recurrir para que esa negativa fuera reconsiderada debido a la falta de tiempo de actuación con la que se anunció.“Nuestra intención ha sido hasta final conseguir abrir y poder disfrutar con todos vosotros esta edición que tanto hemos luchado pero que no nos dejan y nos obligan a cerrar desde ya”, lamentan a través del comunicado.Eso sí, advierten de que, como la no celebración del evento «es causa por completo ajena a esta empresa, al deberse a una decisión de la administración pública», la organización «tiene intención de proceder a reclamar a las administraciones competentes el resarcimiento de los perjuicios, también a terceros, que le sean en cada caso imputables, terceros entre los que se encuentran proveedores y los clientes.

Lo que se pone en conocimiento de los proveedores y clientes para que les conste la voluntad de defensa también de sus intereses frente a la administración pública», apostillan. Asimismo la organización ha querido trasladar a todos los asistentes al festival que no los iban “a dejar solos”. “Lo vamos a luchar y vamos a reclamar todo lo que es vuestro. Por nuestra parte, decir que sentimos mucho esta situación, ya que, somos los primeros que queríamos a toda costa celebrar el evento para poder enseñaros todo lo que hemos trabajado para este año. Esta es la realidad, nos hemos quedado solos, indefensos, sin reacción y no podemos deciros otra cosa que Marenostrum Music festival ha llegado hasta aquí y dice adiós“, concluyen.  La iniciativa Musix ha hecho a destacar es que la Generalitat ha presentado este mismo jueves la marca «Musix» para promover los festivales que se celebran en la Comunidad Valenciana, una iniciativa que pretende «reforzar el valor turístico de la Comunidad», como ha expresado Francesc Colomer, secretario autonómico de la Agència Valenciana del Turisme. La propuesta se ha visto obstaculizada precisamente por los problemas de contaminación acústica del Arenal Sound y de emplazamiento del Marenostrum.

Con respecto a la celebración de ambos, el presidente de la Generalitat Valencia, Ximo Puig, ha manifestado la importancia de su celebración siempre y cuando esté dentro del maco legal, creando las mejores condiciones y dentro de un espacio de conciliación de intereses. Asimismo ha declarado la necesidad de una «administración ágil» para dar solución a los problemas y ha manifestado su apoyo al proyecto de «Musix» ya que supone un potencial para la economía y el turismo.

Autor entrada: Redacción